15 de marzo de 2020

COMUNICADO OFICIAL


La Palma del Condado a 15 de marzo de 2020

Estimados hermanos:



            A consecuencia de la crisis sanitaria que estamos padeciendo por la pandemia provocada por el denominado COVID-19 (coronavirus), el Gobierno de España ha anunciado el Estado de Alarma. Así, siguiendo las indicaciones de las distintas Autoridades Sanitarias para prevenir el contagio, las recomendaciones pastorales de la Conferencia Episcopal y las orientaciones de nuestro Obispo D. José Vilaplana Blasco, en común acuerdo con el resto de Hermandades de Penitencia reunidas en el Consejo Local de Hermandades y Cofradías de La Palma quiero transmitir con profundo dolor y pesar las siguientes medidas adoptadas:



1.       Suspender el Solemne Septenario Doloroso en honor de Nuestros Sagrados Titulares, la Solemne Función Principal de Instituto y el Devoto Besamanos a María Santísima de los Dolores.

2.       Suspender la Estación de Penitencia por las calles de La Palma en la tarde del Viernes Santo.

3.       Devolver en su totalidad el importe de la Papeleta de Sitio y del alquiler de la túnica a aquellos hermanos que la expidieron y que así lo deseen, estableciéndose un plazo en la propia Casa Hermandad, del cual se informará cuando pase la crisis por la que actualmente atravesamos.

4.       Aplazar la edición del Boletín "Santo Entierro", ya que por motivos de seguridad y prevención no será posible su reparto, presentándose en el mes de octubre de cara a anunciar los principales actos y cultos extraordinarios del Bicentenario Servita.

5.       Aplazar el Cabildo General de Hermanos, de cuya fecha se informará debidamente.

6.       Invitar a la oración a todos nuestros hermanos incentivando a través de nuestras redes sociales el acercamiento a Dios por medio de la devoción a Nuestros Sagrados Titulares. Además, la Junta de Gobierno está trabajando para hacer posible que, apoyados en las nuevas tecnologías desde casa y reunidos en el ámbito familiar, podamos celebrar el Solemne Septenario Doloroso en rogativas al Santísimo Cristo de la Buena Muerte y María Santísima de los Dolores, así como la meditación y contemplación de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo y los Siete Dolores de la Bienaventurada Virgen María, en los días grandes que se aproximan para nuestra Hermandad Servita.

           

            Espero sepan entender estas decisiones, que con suma tristeza y en aras de la responsabilidad que se nos exige desde las distintas autoridades, hemos tenido que asumir en favor de que a la mayor brevedad se pueda erradicar esta pandemia.



            Os invito a que participéis del tiempo cuaresmal en el que nos encontramos y de la Semana Santa venidera, pues esta no se suspende, hagámoslo de forma espiritual en nuestras casas, amparados en la oración y en compañía de nuestras familias.



            Pongamos nuestras plegarias en las manos del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y de su bendita Madre de los Dolores, vivamos con esperanza y fe estos días difíciles y soñemos con todos los momentos que nos quedan por vivir en Hermandad en este año de nuestro Bicentenario Servita.



            Cuídense, sean responsables y confiemos en Dios nuestro Padre.


Fdo. José Miguel Velázquez Ramos

Hermano Mayor